Justicia condena a coronel retirado del Ejército por torturar a prisionero político en Rancagua

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó este jueves 5 de abril 2018, la sentencia que condenó al coronel en retiro del Ejército, Luis Alberto Medina Aldea, a la pena de 200 días de presidio, con el beneficio de la remisión condicional, como autor del delito de aplicación de apremios ilegítimos a Guillermo Humberto Torrealba Pastén. Hecho ocurrido entre septiembre y octubre de 1973, en Rancagua.

En fallo dividido, la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Leopoldo Llanos, Jaime Balmaceda y Juan Antonio Poblete– revocó la sentencia dictada por el ministro en visita Mario Carroza, en la parte que condenó al fisco y a Medina Aldea a pagar una indemnización de $50.000.000 (cincuenta millones de pesos) a la víctima, por considerar que en la especie se encuentra prescrita la acción indemnizatoria. Decisión revocatoria adoptada con el voto en contra del ministro Llanos.

En la etapa de investigación de la causa, el ministro Mario Carroza logró establecer que “el 11 de septiembre de 1973, se decretó Estado de Sitio en todo el territorio de la República de Chile, designándose como jefe e intendente de la entonces provincia de O’Higgins al coronel de Ejército en retiro Cristián Ackernecht San Martín, quien dejó de prestar labores directamente en el regimiento de la ciudad y organiza una oficina de informaciones a su cargo en dependencias de la antigua gobernación de Rancagua, ubicada en la plaza principal de esta ciudad. Asimismo, y por instrucción directa del coronel, se constituyó al interior de dicho inmueble la Fiscalía Militar”.

“Una vez establecido el servicio de inteligencia en la ciudad de Rancagua, el cual estaba integrado a lo menos por dos funcionarios de Investigaciones de apellidos Acevedo y Fagalde, y por el entonces teniente del Ejército Luis Alberto Medina Aldea, éste se dedicó a identificar e interrogar a las personas detenidas por motivos políticos, entre ellos a Guillermo Humberto Torrealba Pastén, querellante de autos, quien fue detenido el 15 de septiembre de 1973 por una patrulla de Carabineros compuesta por personal de la tenencia Rosario y de la 4° Comisaría de Rengo, en su domicilio ubicado en calle Prieto N° 15, de la localidad de Rosario, comuna de Rengo, donde se encontraba en ese momento su cónyuge Flor Alba del Carmen Pino Oyarzún y su cuñada María Isabel Pino Oyarzún”, agrega el fallo.

La investigación también estableció que “una vez detenido Torrealba, es trasladado en primera instancia a la tenencia de Rosario, luego a la 4° Comisaría de Rengo, posteriormente al regimiento de Infantería de Montaña “Membrillar” (hoy regimiento de Infantería N° 22 “Lautaro”), e ingresado finalmente a la Cárcel Pública de la ciudad de Rancagua, en calidad de incomunicado, lugar del cual fue sacado en dos oportunidades para ser sometido a interrogatorios, ocasiones en las que fue torturado por el teniente Medina en la Fiscalía Militar de la ciudad””.

Comparte con nosotr@s Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *